Home
SAN JUAN 9 “JESÚS SANA A UN CIEGO DE NACIMIENTO” PDF Imprimir E-mail

Al pasar JESÚS, vio a un hombre ciego de nacimiento… (lee todo el pasaje)

Dice la palabra que este hombre, ciego de nacimiento era dejado todos los días en la puerta de una congregación… este hombre ciego de nacimiento.

Entonces quines lo dejaban?. Seguramente sus familiares. Sus padres, hermanos. No se seguro un familiar. Y estos lo dejaban allí a la puerta de un lugar donde entran y salen personas piadosas. Personas que buscan a DIOS.

Para qué era dejado?. No es difícil darse cuenta que era para que recaude dinero. Para que pida limosna, dando lástima con su ceguera.

Un ciego, alguien que no es dueño de su andar. Tiene que ser ayudado para caminar. Alguien mira y toma decisiones por el. Un hombre que no puede ser dueño y amo de sus actos. Un hombre que ha dependido desde su nacimiento de otro hombre.

Y este ciego con su problema lejos de ser una carga para su familia era utilizado como un negocio, alguien que generaba dinero.

Fíjense que años y años estuvo generando dinero para otros. Generando ganancia y bienestar que el mismo no usufructuaba, ya que pasaba día tras día en la puerta de una congregación con el único objeto de pedir limosna. Monedas…dinero.

Todos lo vieron por años. Los que ingresaban, los que salían; los habitantes del lugar. Los religiosos de allí. Y nunca una oración para el, nunca una bendición para el. Nunca una palabra de amor y de poder. Solo alguna moneda de limosna.

Hasta que un día, un buen día…paso JESÚS, el SEÑOR de SEÑORES y lo sanó al instante...

Y por favor lee todo el capitulo y verás que paso…

Los vecinos se sorprendían al verlo, se maravillaban.

¿Y los religiosos?... ¿ Los pastores y curas de entonces ?.

Reaccionaron.

Reaccionar al igual como lo hacen hoy.

Cuestionando, acusando, cegados por los celos de su ministerio. No alcanzan a ver los milagros que se producen a diario.

Ahora bien…el MILAGRO se produce afuera, y el ciego ingresa a la congregación dando gritos de júbilos y saltando…pero su alegría no es compartida.

La alegría del milagro produce picazón en los corazones de los religiosos.

No le permiten alabar y glorificar el nombre de DIOS dentro de lo que ellos llaman iglesia…

Porque ellos aman el lugar, las paredes, los adornos, los bancos y los ritos…

No alcanzan a ver que DIOS sigue haciendo milagros, al igual que ayer.

Interrogaron al ciego una y otro vez… acusaron a JESÚS de pecador.

Al hijo de DIOS, al enviado. Hoy siguen acusando a los verdaderos Hijos de DIOS.

El ciego dijo: No se si será pecador, solo sé que antes no veía y ahora veo…

Amigo, amiga. Es tiempo de milagro en tu vida. Es tiempo de comenzar a ver la luz. La Luz de CRISTO que entra en tu mente y tu corazón. Que te hace decir SOLO SE QUE AHORA VEO.

No se si el que habla no le dieron un cargo los hombres. No le dieron un carnet… no lo ungieron. Solo se que me hablo de CRISTO y ahora veo…

 

Chat

Please login to be able to chat.